El objetivo de esta pieza legislativa, de la autoría del senador Roberto Arango Vinent, es  enmendar la Ley de Intérpretes para Sordomudos y así permitir que las agencias gubernamentales que tengan 200 empleados o menos puedan reclutar intérpretes de lenguaje de señas certificados para que asistan a las personas con impedimentos auditivos.

El licenciado explicó que la OPPI favorece la medida porque ?es una alternativa para agencias pequeñas, que quizás no tengan la capacidad fiscal para tener intérpretes dedicados en cada centro de servicio que tengan. Es una alternativa, costo efectiva, donde las agencias pueden establecer un contrato para que todas sus áreas de servicios puedan estar cubiertas mediante la tecnología, o sea, que esto es un beneficio que va a repercutir en el bienestar de las personas sordas?.
 
Montalvo Vera, hizo énfasis en que en la medida se utilice la palabra ?sordo? en sustitución de ?sordomudo? porque ?es del sentido de la audición del que carece la persona, su capacidad de hablar esta intacta. Puede que escoja el no hablar o puede ser que no interese el desarrollo de la expresión bucal,  pero de que puede verbalizar, puede hacerlo si desea.?
 
Ante esto el presidente de la Comisión, Carmelo Ríos Santiago, informó que ?trabajaremos con las enmiendas para que el proyecto pueda ser aprobable y eficiente y de esta manera hacerle justicia a esta población que no merece menos que atención del Gobierno. No por que sean 100 mil, 20, 30, ó 40, sino porque son ciudadanos funcionales que merecen el servicio del Gobierno y que interesan las cosas que están pasando?.

A pesar de no asistir a la audiencia pública el secretario de Hacienda, Juan Carlos Puig Morales, favoreció la pieza legislativa. Sin embargo, a través de un memorial explicativo reconoció el propósito de la legislación pero ante la realidad fiscal y económica del Gobierno, es ?difícil su implementación?.

?Una alternativa que pudiera ser considerada es la iniciativa de organizar un plan de educación y adiestramiento para los empleados de las diferentes agencias que estén comprometidas en brindar el servicio?, sentenció Puig Morales.

Por su parte, el senador Ríos Santiago adelantó que la Comisión emitirá un informe positivo de la medida y que esperan que la misma sea evaluada en el pleno del Senado en los próximos días.

?En nuestra Isla el lenguaje de señas es sumamente escaso. Actualmente, sólo contamos con alrededor de 50 intérpretes de lenguaje de señas cualificados. Esto debido a que la profesión no ha sido debidamente estimulada y desarrollada?, reza la pieza legislativa.