San Juan, PR – En su afán de salvaguardar los derechos de todos los consumidores que viven en Puerto Rico en contra de prácticas ilegales y discriminatorias por parte de compañías que ofrecen bienes y servicios, el secretario del Departamento de Asuntos al Consumidor, Luis G. Rivera Marín, junto al gobernador interino, Kenneth McClintock, firmó una importante orden administrativa para la creación de la Oficina Anti-Discrimen Comercial (OADC).

Mediante la Orden Administrativa, el Secretario del DACO, faculta a la nueva oficina a recibir, investigar y actuar ante querellas de consumidores víctimas de discrimen comercial con el fin de que éstos puedan disfrutar de la totalidad de derechos y privilegios que reciben los residentes de los 50 Estados en transacciones comerciales.

“Con la firma de esta orden administrativa, estamos apoyando los esfuerzos, que venimos llevando a cabo desde el 2009, para educar y reclamar a las empresas a ofrecer las mismas condiciones y servicios que ofrecen en los Estados Unidos Continentales y de igual forma para que los consumidores conozcan todas las condiciones que son consideradas discriminatorias, y así puedan denunciarlas, y el DACO pueda intervenir en favor del consumidor”, señaló Rivera Marín tras adelantar que la orden administrativa entra en vigor de forma inmediata.

De acuerdo a la Orden, se considerará discriminatoria cualquier diferencia significativa en acceso, venta, productos, bienes, servicios, garantías y entrega que no tenga justificación real basada en los costos de envío, impuestos, arbitrios, requisitos impuestos por el gobierno federal o estatal o limitaciones basadas en licencias contratos, permisos, patentes, derechos de autor o cualquier otro aspecto que esté directa o indirectamente fuera de control del negocio.

Según se desprende de la investigación realizada por el DACO, actualmente existe discrimen comercial al no realizar envíos por correo postal a Puerto Rico por parte de Dell, Best Buy, Toshiba, Apple y por ser clasificados como destino internacional por éstas compañías y por American Airlines, Sams Club, Jostens, FedEx, UPS y DHL, lo que implica un trato desigual a los consumidores residentes en Puerto Rico. Asimismo, no cualificamospara el programa de recompensas al cliente (consumer reward) que ofrece las tiendas Walgreens.

“No vamos a permitir más el trato desigual, según el amparo de la Constitución. La ley faculta al DACO emitir multas de hasta 10 mil dólares. Estamos en el proceso de orientación, pero de ser necesario vamos a implantar multas, y de continuar las acciones discriminatorias vamos a llevar pleitos de clases al tribunal. En adición, vamos a propulsar para que el gobierno no compre productos o servicios de comercios que son discriminatorios contra los residentes en Puerto Rico”, insistió el titular de la agencia.

Según detalló, los consumidores podrán presentar una querella tanto en la OADC, en la Oficina Regional más cercana, como también a través del correo electrónico tratoigual@daco.pr.gov. La querella debe incluir el nombre, dirección, teléfono, la situación breve y clara de los hechos ocurridos (producto o servicio solicitado (copia de la orden), remedio solicitado y cualquier documento que evidencie el trato desigual.

Explicó, que luego de múltiples esfuerzos con empresas, enmiendas del reglamento de Procedimiento Adjudicativo (para poder consolidar a múltiples consumidores en el procedimiento adjudicativo de la agencia), y un extenso andamiaje, la Oficina está lista para atender el reclamo de los consumidores. Añadió, que como parte del esfuerzo de educar a las empresas, “enviamos sobre 200 cartas explicativas a todos los CEO de las principales empresas al detal que tienen presencia en Puerto Rico y otras 1,500 empresas miembros de la Internet Merchant Association, para dar conocimiento sobre la igualdad de condiciones en el comercio a los residentes en Puerto Rico. Me he comunicado con ellos y les estoy exigiendo la igualdad de condiciones para los consumidores”, resaltó el funcionario público.

Finalmente, destacó las gestiones que realizaron como parte de los esfuerzos, “logramos que Apple le enviara a sus suscriptores el case que se negaron en enviar vía postal. Logramos que Netflix ofreciera en la Isla el servicio de “streaming” a través del internet al que se negaban ofrecer, y ya estamos actuando para que Amazon permita a los residentes en Puerto Rico a tener acceso al beneficio del “Free Super Sever Shipping”, finalizó el servidor público.

Para más información sobre la Oficina Anti-Discrimen Comercial (OADC) se pueden comunicar al 1-866-520-3226 o enviar un correo electrónico a tratoigual@daco.pr.gov