El Senador por el Distrito de San Juan, Lcdo. Ramón Luis Nieves, presentó el P. del S. 410 para tipificar como delito la venta, instalación o uso de equipo de recepción de televisión por cable, satélite o servicios similares que ha sido alterado para robarse la señal televisiva. El delito conllevaría una multa de hasta $3,000 dólares, pena de reclusión de hasta 3 años, o ambas penas a discreción del tribunal.

“Radiqué el Proyecto del Senado 410 con el propósito de contribuir al clima de negocios de Puerto Rico. Con esta medida, le estaríamos dando una herramienta importante a la industria de televisión por paga para castigar el hurto de la señal televisiva, y además proteger los derechos de autor de los que generan el contenido de la programación. Esta medida a su vez envía el mensaje a las industrias que deseen establecerse en Puerto Rico, de que aquí permea un ambiente de orden y respeto, y que aquel que pretenda hacer uso indebido de la tecnología no permanecerá impune. Afortunadamente, esta medida de mi autoría cuenta con el apoyo de toda la industria de televisión por paga y espero que pronto sea aprobada tanto en el Senado como en la Cámara de Representantes”, estableció Nieves.

Nieves informó que la Comisión de lo Jurídico del Senado celebró vista pública durante la mañana de hoy para atender el proyecto.

“La instalación y el uso de equipo que ha sido alterado para robarse la señal de televisión, degrada el servicio de los demás usuarios y aumenta el costo para los abonados que se suscriben legítimamente al servicio”,  finalizó el senador Nieves, quien además preside la Comisión de Banca, Seguros y Telecomunicaciones del Senado de Puerto Rico.

Varios estados de los E.E.U.U., tales como Florida, Texas, Oregon, Utah y Ohio, han adoptado leyes para prohibir esta práctica.